El otro día me hablaban varias personas sobre sus entrevistas de trabajo, procesos de selección, de empresas grandes.

No tengo nada en contra, pero ahora mismo es algo que me pilla lejos.

En este momento de mi vida enfoco el trabajo de otra forma.

Con más libertad. Con ilusión.

Y por eso he resumido en 5 consejos que cambiarán tu vida como programador web freelance.

O cómo trabajador autónomo en general, no es sólo una cuestión de desarrolladores.

1. El tiempo se puede aprovechar más de lo que parece

Al ser freelance descubrirás que el tiempo puede exprimirse hasta límites insospechados. Que cada hora que aportas de trabajo es un auténtico maremoto.

La percepción del tiempo cambia radicalmente, manejas tú el tiempo. Aunque tengas que ajustar tu agenda a las planificaciones de otros.

En una hora o jornada quizás cambies la estética de toda una web, la estructura de parte de una aplicación.

También tienes el peligro de pasarte de frenada, romper todo y tu esfuerzo no valga para nada.

Todo esto es una cuestión de poder. Y para ser poderoso hay que ser responsable.

Cada minuto de tu tiempo ahora es gestionado por ti. Ya no sólo los hobbies o las tareas domésticas. La fuerza productiva pasa a estar gestionada por ti.

Aprenderás más en menos tiempo. 

No te va a quedar otra. Verás que la mente se flexibiliza, que se atan cabos más rápidos. La ausencia de burocracia empresarial y la ligereza de la cadena de mando te harán avanzar más deprisa.

2. Disfruta aprendiendo aunque sea con prisas

¿Cuántas veces meterse en un proyecto con nueva tecnología es un sufrimiento?

Impuesta por el cliente o por el jefe, adaptarse a un nuevo framework o librería en tiempo record para conseguir resultados excepcionales. Seguro que te suena.

En ocasiones formarse dejar de ser un placer. Hay que hacerlo a toda prisa, para solucionar un “marrón” o una petición de cliente de última hora.

5 consejos que cambiarán tu vida como programador web freelance

Te aseguro además que lo aprendido en ese rato de sufrimiento muy probablemente se olvide a la mañana siguiente. Y no es que como programador web freelance te libres de cosas así.

Siempre vas a tener la oportunidad de convertirlo en algo de provecho.

Lo primero porque quizás puedas ganarte un extra por ese esfuerzo. 

Lo segundo: de aquello que hayas aprendido, sacarás provecho.

Bien sea porque la tecnología conocida a la fuerza te ha desencantado, para saber que no es una opción para ti.

O por todo lo contrario, para profundizar más en su conocimiento, porque puede ser un baza de nuevos trabajos para ti.

Y en cualquier caso, escribir un nuevo post o grabar un tutorial con esos conceptos, te abrirá puertas algún día.

3. No estás solo, trabaja en equipo.

Uno de los tópicos más extendidos es que el informático freelance está sólo delante de la pantalla, a ser posible de fósforo verde, en una habitación oscura con peluches de Linux.

Es una imagen de peli de terror y bastante irreal.

Y puedo decirte que desde que soy programador web freelance he trabajado con tantas personas y equipos, que, probablemente, no sería capaz de recordarlos todos.

Es cierto, con unos ha sido un éxito y con otros no. Pero ha sido el punto fundamental para aprender a definir mis capacidades y conocer mejor dónde puedo aportar valor. 

Suscríbete a mi canal de YouTube

Estoy hablando no sólo de ejecutar el proyecto con un cliente. Es algo más completo, es trabajar con las personas involucradas, tanto por la gestión como el desarrollo en si.

En algunos proyectos estarás mano a mano con un diseñador. En otros con el responsable de comunicación del cliente. 

Y en los mejores aparecerás en medio de un grupo de personas que, como tú, serán especialistas en partes concretas del proyecto: programadores, maquetadores, marketing, contenidos, gestores, inversores, directores de proyecto…

Ese roce (con cariño) con todas estas personas será provechoso para ti, sea el proyecto un éxito o un fracaso. Porque aprenderás para el siguiente, tanto a descubrir tus virtudes como defectos en ese trabajo en equipo.

4. Puedes ganar todo el dinero que quieras (o casi)

Podría haber sido el primer punto para llamar más la atención. Eso si te digo, aunque no estés de acuerdo conmigo, no es el fundamental. 

¿Por qué? Porque tiene trampa.

Es cierto que todo el volumen de trabajo que puedas sumar te hará generar más ingresos. Pero esa curva no es de crecimiento infinito ni exponencial, salvo que te preocupes de que así sea.

Para un programador web freelance inicialmente toda su capacidad de generar ingresos es en base al tiempo invertido. Cada hora invertida tiene que estar cubierta por un coste por hora. 

Esto implica una limitación directa. Si el día tiene 24 horas, y cobras 100 por hora, no vas a poder ganar más de 2400 al día. Evidentemente esto es incierto desde el punto de vista de que tu jornada de trabajo no es de 24 horas al día. 

Los proyectos grandes también serán para ti

Si estás comenzando todos tus ingresos dependerán de los servicios. Pero como eres una persona audaz, tu propia mentalidad de emprendedor te llevará más allá.

Querrás ampliar el modelo de negocio dando pequeños, continuos e importantes pasos. Impartiendo formación, consultoría, cursos online, software, plugins, publicaciones… 

Los llamados ingresos pasivos llamarán a tu puerta. De pasivos no tienen nada, porque hay que seguir invirtiendo en ellos, pero conseguirás maximizar ingresos si abres varias vías de ingresos que no dependan en exclusiva de tu esfuerzo laboral.

5. Los proyectos grandes también serán para ti.

Que tu empresa se llame como tú no resta en nada. Si te llamarás “Digital World Mobile and Web Services” quizás tuvieras más glamour, pero no llegarías mucho más lejos.

Tendemos a quitarnos importancia, a pensar que como solo tenemos dos manos no podemos igualar las capacidades de las grandes empresas, pero eso es quitarle elementos a la ecuación.

Seguro que estás especializado en cuestiones concretas de programación y desarrollo. Y por ello estás al día de todo lo que se va descubriendo nuevo en ese nicho en el que te manejas como pez en el agua.

También suma tu capacidad para trabajar en equipo y para formarlo. Es lo que hablamos unos puntos más arriba. 

Sácale partido  a tus contactos, a esos profesionales buenos con los he has trabajado anteriormente, a toda tu experiencia. Eso te llevará a creer más en ti y a levantar el vuelo. 

No sólo participarás de proyectos pequeños, los grandes necesitan de gente como tú.

¿Crees que falta algún punto? 

¿En qué ha cambiado tu vida ser freelance? 

Tienes los comentarios abiertos de par en par para que nos cuentes tu experiencia ;)

Escrito por Dani

Soy programador web freelance. Especialista en frameworks basados en PHP como Drupal, aunque también me gusta trabajar con microframeworks en varios lenguajes y, por supuesto, tengo a Javascript de gran aliado. aquí.
comments powered by Disqus