Cuando hablamos del software de control de versiones por excelencia, seguramente se nos venga a la cabeza que es una herramienta que solamente se utiliza en proyectos colaborativos en el que participan varios programadores. La razones principales a la hora de utilizar GIT como herramienta de trabajo en proyectos colaborativos son entre otras:

  • Gestión de colisión de lineas: GIT tiene la gran ventaja de implementar un sistema de gestión de colisión de líneas, lo cual viene siendo el problema principal a la hora de que varias personas trabajen en un mismo archivo o proyecto.
  • Deslocalización del código: Por otro lado también permite la gestión deslocalizada del código, esto quiere decir que podemos estar trabajando en un mismo archivo desde distintas localizaciones y todos comparten un repositorio en común.
  • Compartir código: Otra de las ventajas de GIT en el trabajo colaborativo es la facilidad a la hora de compartir código, ya que simplemente subiendo tu código al repositorio principal, cualquier compañero que trabaje en el mismo proyecto podrá actualizar su copia local y tener esos archivos.

A priori estas ventajas podrían ahuyentar a un programador que trabaje solo en un proyecto, y sí, somos muchos los que lo hacemos; pero déjame contarte algo: GIT tiene muchas ventajas a la hora de trabajar como único integrante en un proyecto, y si este es tu caso, te invito a que te pongas manos a la obra e integres este controlador de versiones en tu proyecto.

Antes de nada quiero aconsejarte que utilices tantos comandos de consola de GIT como puedas. Pero si estás empezando y todavía te estas acostumbrando a la nomenclatura de GIT, quizás necesites un gestor gráfico de GIT para llevar a cabo algunas acciones. Entre los gestores gráficos más famosos se encuentran SourceTree, Fork o GitKraken. Eso sí, si te decides a instalarlo, nunca lo configures en español o te puede dar más de un dolor de cabeza a la hora de ejecutar comandos. Un git commit debería ser siempre un git commit ;)

Ventajas de Git cuando trabajas solo

Ventajas de utilizar GIT cuando programas solo

1. ¿Qué archivos han sido modificados?

Trabajar como único integrante del grupo de desarrollo de una aplicación puede llegar a ser un lío. Desarrollos que se alargan en el tiempo mezclados con implementaciones de un día para otro, se convierten en el pan nuestro de cada día. Con GIT y gracias al comando git status podremos saber qué archivos hemos modificado en la última implementación y así poder diferenciarlos de los archivos que llevamos semanas modificando.

2. ¿Qué líneas han sido modificadas?

Cuando nos enfrentamos a cierto tipo de proyectos, sobre todo proyectos legados, es muy común encontrarse con código algo difícil de seguir, lo que llamamos habitualmente "Spagetthi code". De esta forma, nos encontramos en una situación que se repite muy a menudo: un usuario nos reporta un error en una zona de la aplicación que no hemos modificado en el último despliegue. A veces este error se produce tras días después de haber realizado el despliegue, por lo cual se torna algo complicado saber qué líneas de código especificas hemos modificado en este último despliegue. Es aquí donde nos toca sacar la lupa e investigar cuál ha podido ser la causa de este error, y nada mejor que tener controladas las líneas especificas que fueron modificadas en una archivo que creamos que puedan estar relacionado con el error.

En este caso te aconsejo que utilices un gestor gráfico, ya que puede facilitarte mucho el moverte entre archivos y líneas, pero el comando que se utiliza para lograr esta funcionalidad es git diff.

3. ¿Qué funcionalidad ha sido implementada en el último despliegue?

Esta es otra desventaja muy clara a la hora de "programar a ciegas", sin un software de gestión de versiones, es que no nos acordamos de cuáles fueron las últimas funcionalidades que hemos implementado o bien tenemos que ir apuntándolas constantemente. Ya seas del perfil programador al que le gusta desplegar tres veces al día o de los que les gusta desplegar una vez en semana, seguro que te enfrentas a la situación de no recordar cuáles han sido las últimas funcionalidades implementadas, ya sea para comunicarlas a los usuarios o bien para insertarlas en LOG de versiones.

Con GIT estás de suerte. Cada vez que haces un git commit, que sería algo así como aceptar los cambios realizados, GIT te obliga a introducir una descripción en la cual puedes insertar las funcionalidades implementadas. Ya seas de los que le gusta explayarse a la hora de explicarlo o te guste ponerlo todo en sola una línea, GIT te da la posibilidad de escribir un comentario cada vez que realizas un commit.

4. ¿Qué hacer para volver a una versión anterior?

Aquí es donde GIT se pone de más de manifiesto que nunca. Cuántas veces hemos probado a ejecutar algo en local que creemos que funciona correctamente, desplegamos, pero hay un pequeño caso que no habíamos contemplado un pequeño detalle que no es válido para producción y no sabemos como revertir todo el proceso.

Muy sencillo con GIT, esas aceptaciones de cambios de las que hablábamos antes, los commit, pueden ser revertidos, de modo que en todo momento podemos volver hacia atrás en el tiempo a modo de comando. Esto se logra gracias al comando git reset.

5. Crear backups en la nube

Existen muchas webs que te permiten crear repositorios de GIT. Entre ellas podemos nombrar a Github, Gitlab y Bitbucket.

La mayoría de estas webs te permiten crear repositorios gratuitos (ya sean privados o públicos) donde poder desplegar tú código. ¿Porqué no utilizar estas webs como un punto de backup alternativo al que ya tengas? Es tan sencillo como hacer un git push de tu código al repositorio y ¡voilá!

Conclusión

Si bien GIT puede parecer que tiene una curva de aprendizaje muy alta, esta curva se puede realizar por tramos; cuando digo por tramos me refiero a que no hay que conocer toda la nomenclatura de comandos, conceptos, etc. para empezar a utilizarlo, sino que puedes hacerlo desde el principio con solo dos o tres comandos.

Así se empieza y así lo cuenta Dani en el Curso de introducción a git.

Échale un vistazo, que está muy interesante.

Gracias a este artículo hemos puesto de manifiesto que aunque escuchemos constantemente la palabra GIT en proyectos en los que trabajan muchas personas, tiene muchas ventajas a la hora de ser utilizado cuando eres el único integrante de un proyecto de programación web.


Escrito por Juan José Ramos

Soy programador web, artesano del código y estudiante incansable. Aunque mi carrera siempre ha ido ligada al backend , últimamente me estoy dejando llevar por las lindezas del front.
No hay nada que me guste más que indentar y pulsar [ENTER] ;).
comments powered by Disqus